lunes, 22 de febrero de 2010

ELLA Y EL

Ella se mezcla entre sensaciones que no logra comprender, se pierde en su propio laberinto, donde la salida tiene dos vías, pero no está todavía segura si lo que desea es salir.

El la espera sentado en su viejo sofá viendo el televisor, recordándola mientras transcurren los comerciales, imaginándola con una canción de Silvio o cuando Tom Hanks besa a Meg Ryan en una película de internautas.

Ella no sabe a dónde ir, su corazón ha sufrido mucho y teme equivocarse, aunque sea otro corazón el que sufra con las consecuencias. Solo tiene fotos de un pasado y caricias de un presente, que difícil se hace amar esta vez.

Él le escribe poemas que ella tal vez ya no lea, la distancia es tanta que el único puente son las palabras, de las cosas que nunca se pudieron decir.

Ella ya no quiere cruzar puentes, las palabras hace mucho dejaron de entusiasmarla, solo quiere hechos sólidos, realidades que puedan palparse, aunque solo sea por una noche.

Él va perdiendo la batalla, escribe un epitafio a ese amor que agoniza desde el primer día que dejaron de verse, aun sin comprender porque le duro tan poco.

Ella dibuja una mentira en su pizarra, ese es el plan de mañana, luego nadie sabe lo que va a pasar, el presente es la única emoción a vivir.

Él está sentado en su viejo sofá, esperando un avión que quizás no llegara, una llamada que nunca va a sonar, un sueño que caerá por la ventana para estrellarse con el piso cuando despierte.

Ella se siente sola hoy, y se sentirá sola el resto de su vida porque no sabe amar. Escribe un mensaje pidiendo un encuentro, coge su abrigo y sale por la puerta, buscando solo por una noche… lo que no supo mantener para siempre.

2 comentarios:

Esencia dijo...

Bárbaro...

Solo se llega luchando y yendo... no hay paradas posibles ni paradas en dudas o miedos... o se arriesga o no se llega.

Con cariño, esnecia.

Taty Cascada dijo...

Opino lo mismo que Esencia, o se lucha o no llegamos a nada, se debe pelear, dar la batalla, es la única forma...
Besitos.