miércoles, 16 de diciembre de 2009

QUEDATE CONMIGO

Cuando Alejandro la tuvo tan cerca quiso abrazarla, pero ella ya no le pertenecía, a veces no podemos cambiar el pasado pero si mejorar el futuro, pero el futuro de Alejandro sin Jacqueline se tornaba muy incierto, porque hasta esa noche que la tuvo tan cerca y a la vez tan lejos, recién pudo entender que el amor es esa eterna marea que viene y se va según como uno viva la vida.

Alejandro la ama, quizás la ama más de lo que alguna vez pensó amar, es que a veces lo mejor del amor se manifiesta durante la ausencia, se mide con el silencio de las habitaciones vacías, con el frio que le llegan a las manos cuando necesitas un abrazo y nadie te lo da. Alejandro no encuentra consuelo en las despedidas, el quiere enmendar los errores aunque le lleve media vida en lograr su mejor intento, es que no somos perfectos, él lo sabe más que nadie, al querer jugar con las reglas equivocadas y perder su mejor partida, la que le dice que podrían pasar mil años y ni aun asi se podrá recuperar el tiempo perdido.

Sin embargo ahora Jacqueline esta frente a él para decirle adiós, no hay cosa que Alejandro pueda hacer para retenerla, el daño no puede borrarse con promesas ni planes de futuro. El veredicto ya estaba escrito y el amor solo era un detalle que debía guardarse bajo la mesa. Alejandro no encontró más reparo que abrirle su corazón, mostrar todos sus sentimientos y miedos de lo que será una vida sin su querida Jacqueline, mientras reconocía sus errores y desnudaba su alma dejo caer unas lagrimas sobre aquel piso que ahora pisaba su amada, pensando que si alguien merecía verlo así, esa era ella, nadie más que ella, la persona a la que él amó en los años más trascendentales de su vida. Solo pudo tocar sus manos, la abrazo imaginariamente como si el pasado los volviera a esa noche donde se conocieron por primera vez y mientras sus ojos le decían “quedate conmigo” sus labios solo lograron murmurar… "adiós amor".

4 comentarios:

daalpevi dijo...

una historia digna de aprender, relatast la situacion con una simple genial.

Muy bueno!

Lovely dijo...

Hermosa historia, es muy cierto lo que se dice de que cuando uno pierde a la persona, se sabe realmente el valor de la misma, pero bueno, la vida es asi, nosotros mismos tomamos nuestras desiciones, y si las tomamos mal, pues la vida solo sigue su curso, un beso, cuidate y hasta siempre ^^

Trovadicto dijo...

Daniel: Que bueno que te haya gustado, dicen que los errores son el maestro de nuestro propio destino. Te deseo cosas buenas siempre, te dejo un abrazo.

Liz: la ausencia del amor siempre es dolorosa, a veces con obtenerlo pensamos que la lucha termina, pero la tarea mas dificil es mantener a esa persona a tu lado. Pero no somos perfectos, y ademas, en cosas del amor nunca esta dicha la ultima palabra.

daalpevi dijo...

El tiempo a transcurrido. He aprendido y mejorado algunas aun siento que me falta para volver a empezar. Se que todo me ira bien aunque tarde igual llega.