martes, 25 de agosto de 2009

TENERTE Y NO TENERTE


Nuestros cuerpos van tomando reposo después de la batalla cruel y pareja de la que fueron testigos las sabanas, después de despegarle mis labios, tu piel retoma ese color lizo y natural, tus pies ya dejaron de temblar, tus manos atraparon a arañazos mi espalda y ahora se disponen a escribir caricias sobre mi pecho. La noche nos dice que es hora de terminar.

Abres la ventana, coges tu ropa y tu bolso, abr
es la puerta mientras me miras durmiendo o fingiendo dormir, sin saber que luego terminare acariciando tu lado de la cama, hablándole a tu aroma de mujer salvaje, haciéndole preguntas a tu ausencia, y marcando un aspa sobre el calendario para saber cuántos días faltan para volver a verte.

3 comentarios:

Almiux dijo...

que dificiles son esas noches............
te quiero

Teperepe dijo...

Creo que la añoranza del bien amado es lo que hace que escribas así René. ¡Bravo!


Saludos
Tere

Eileen Ovalle ® dijo...

Hola, pasé visitando tu blog y he quedado extasiada con tus hermosos versos, pensamientos y madrigales. Felicidades, lo leere despacio y te iré dejando mis comentarios.

Gracias por visitar mi blog, perdona que hasta ahora visito el tuyo, pero ha sido una visita muy hermosa, gracias!

Aprovecho para invitarte a mi último blog, espero te guste,
www.eternidadamorysentimientosVII.blogspot.com

Eileen