miércoles, 5 de enero de 2011

JEROGLIFICOS 4

Pareciera que el mundo tiembla cuando las batas blancas se acercan, como si su intención fuera cerrarme las cortinas para no ver el sol, esto es un mundo aparte, sensible y olvidado de dios, donde todos rezan pero terminan muriendo. Como vine a parar aquí?, siempre pensé que terminaría en un sanatorio, pero hoy no tengo camisa de fuerza, quizás ya no haga falta, solo quiero guardar silencio. Y si hay que marcharse, hay que hacerlo como todo un caballero… sin dejar testamento.

1 comentario:

Sam Mezylv dijo...

¿Enloquecemos de amor o de soledad?