domingo, 2 de enero de 2011

JEROGLIFICOS 1

Una puerta que se cierra, una ventana que oscurece, una tarde que se va, un recuerdo que se desvanece. Una mañana que no avisa, un extenso grito de rutina, un adiós que no termina, unos labios que no se olvidan. Quien me entiende?, quien me descifra?, quien aprendió a leerme entre líneas?, quien recoge mis desechos y cada noche me recicla.
Este soy yo pidiendo auxilio, rezándole a un dios que ya no existe, contando los días que pasan… sin ser rescatado.

1 comentario:

Sandra dijo...

Desgarrador grito de auxilio y de amor


Saludos!!