sábado, 12 de marzo de 2011

SUEÑOS



Anoche llegaste callada, te cobijaste a mi lado y tu brazo cubrió mi espalda, besaste mi cuello, me preguntaste como estaba, si el día fue como lo había planeado. Me hablaste bajito, no recuerdo que, pero estabas conmigo, sintiendo mi cuerpo latir tan cerca que nuestras sombras se hicieron amantes.
A tu lado me sentí completo, como parte tuya y a la vez con alas viajando libre por el firmamento. Anoche llegaste para quedarte, pusiste tu ropa en mi closet, tu sonrisa en mi cama y tu corazón ahora descansa entre el aire tibio que adorna mis sueños. Ahora que te tengo aquí, acompañando mi extraña soledad, busco hacer un pacto con el tiempo, con los dioses del averno... para no despertar.

3 comentarios:

pitusa38 dijo...

Yo también soñé, sueños parecidos, sin poder describirlos tan bellos como tu haces siempre en tus escritos...
Me gusta, la canción también,de hecho ya será mía, es preciosa

Teperepe dijo...

Entre sueños se va la vida y en ese soñar se acomodan los deseos.
Preciso escrito, muy tuyo, como siempre.

Un abrazo
Tere

Trovadicto dijo...

Gracias por acompañar mis sueños.
Un beso.