viernes, 4 de marzo de 2011

MAGIA

Te inventé una noche en que me sentía solo, te dibuje con senos pequeños, piel blanca y cabello hasta los hombros. Te di un soplido y por arte de magia te colgaste de mi cuello, me besaste muchas veces y me hiciste el amor bajo la ventana. Intenté que te quedaras conmigo, que ordenes la casa, me remiendes la ropa y me prepares un jugo de fresa con leche antes de quedar dormido. Te lo pedí de muchas formas, no abandones a este naufrago, que de tanto viajar, ya perdió su navío.

Amaneció tranquilo este sábado jubiloso, entre sirenas que no callan, ladridos de perros rabiosos, me encontré solo en esta cama, que sabe mas de encuentros que despedidas, añorando tu presencia, el eco de tu silencio que esta vez, como por arte de magia, quedó grabado en mi memoria.

Quiero inventarte de nuevo, dar soplidos de vida, me he comprado un lienzo mas grande, y he abierto esa ventana, para darte la bienvenida. Esta anocheciendo de nuevo. He llegado a la conclusión, que musas como tú... solo llegan una vez.

4 comentarios:

Yolanda dijo...

No hay lienzo mas grande que tu alma...

pitusa38 dijo...

Musas muchas, buenas seguro que también, pero aquella que de veras quieras será la que venga una y otra vez, no cierres nunca la ventana ni llegues a una conclusión tan rápida, estoy segura que estará esperándote ya.
Un besazo, que lindo escrito!
Para leer atentamente, absorver cada sílaba, como siempre melancólico, jeje, pero me gusta, así tal y como lo haces, así tal y como eres.

Trovadicto dijo...

Gracias Yolanda. que bueno tenerte por aqui.

Pitusa de mi vida, no puedo dejar la tristeza. Cuando escribo frente a mi ventana, la melancolía esta en el sofá, esperando que termine para corregirme un poco. Un beso.

Teperepe dijo...

Ya no sé si me gustas más triste o alegre. La magia se lleva en el corazón y el tuyo rebosa de ella.

Un abrazo René
Tere