viernes, 14 de mayo de 2010

ELLA Y EL

Aquel chico quiso conocer más acerca del amor y otros demonios, quiso probar de todas las copas, de todas las botellas y en todos los lechos. Busco entre los escotes de sus musas algo de consuelo a su silenciosa oscuridad, aquella oscuridad que lo cobija cada noche en su regazo, aquel regazo que lo conoce tanto como la palma de su mano, aquella mano que supo mas de golpes que de furtivas caricias, aquella caricias que aprendieron a callar bajo el manto oscuro y nocturno, nocturno como el animal que llevaba dentro. Mientras tanto ella lo esperaba con los brazos abiertos, deseando entender su naturaleza.

Él buscaba la cima de todas las montañas menos la de su propia vida, divagaba en lenguajes casi no entendibles, se disfrazaba de personas que a la larga terminaban aburriéndolo, quería saber todas las respuestas sin haber hecho una sola pregunta. Inventaba escondites para escapar de su rutina, dibujaba mapas falsos que describieran los caminos a la eternidad. Mientras tanto, ella lo sigue esperando tendida y despierta sobre las hojas de la paciencia, bajo el árbol fuerte de la esperanza, entre las brisas del otoño que esta por terminar.

El viaje fue muy largo pero terminó, aquel chico se encuentra solo, con frió y en silencio, con solo tres centavos en el bolsillo (dos menos que cuando emprendió su travesía), bajo el brazo lleva algunos cuadernos, llenos de historias con finales infelices, muchas de ellas oídas de otras personas durante su camino, con el alma libre y el corazón tendido al sol.

Ella lo ve llegar a lo lejos, nota su andar lento y cansado, sonríe bajito sin remordimientos, como jactándose de saber que algún dia él volvería. Después de conocer tantos lugares, conocer tantas emociones, después de haber reído a gritos frente al mar y llorado en complicidad con la lluvia, él pudo encontrar el camino para estar con su amada, y al abrazarla muy fuerte poderle decir al oído… “tú eres la cima de mi vida”.

3 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Mientras unos viajan y conocen de la vida, otros esperan y la ven pasar... Lo importante es que se encuentren.
Un abrazo.

MIZPAH dijo...

"Tú eres la cima de mi vida". Qué preciosa declaración de amor...
Besos.

daalpevi dijo...

Siempre crecemos creyendo que mientras se viva mas se aprende, sin darte cuenta que mas pierdes, el placer lleva a mas placer, el dinero lleva a mas dinero, el conocimiento lleva a querer tener mas conocimiento. todo terminando en circulos sin fin.
Cuando ya sientes que el placer no te sacia, el dinero no obtiene todo y el conocimiento no te hace entenderlo todo.
Recuerdas aquellas cosas bonitas de la vida que son mas simples que la misma palabra.
Ese amor que siempre te espero y rara vez viste atras para apreciarlo, ese amor que siempre te escucho y ni caso, ese amor que te tendio la mano y tu solo distes el codo.
Aprecialo o apreciala.